Supera el Estrés 

El mundo ha enfrentado muchas situaciones de crisis en el pasado, sin embargo hoy por primera vez enfrentamos un enemigo común al mismo tiempo. 

Esto es significativo, porque el impacto negativo en el ánimo y esperanza de la gente, incrementa el sentido de incertidumbre, miedo, peligro, es un "problema mundial", no hay un lugar en la tierra donde podamos estar seguros, y la información es tan contradictoria de un país a otro y el aislamiento que genera la Cuarentena está potencializando esa incertidumbre, el miedo a no tener ingresos, no saber cuanto tiempo durará, tensiones familiares, la perdida del tipo de vida como se conocía, o de darse cuenta que si algo nos pasa tal vez tengamos menos personas ayudándonos de las que creíamos. 

Pero estamos perdiendo la batalla desde el principio, si dejamos la solución de todo en las manos de los demás. Si dejamos que el miedo nos domine; si permitimos que la ansiedad de la incertidumbre crezca, la enfermedad que acabe con nosotros será esta u otra en el futuro.

Informacion Correcta

Una de las primeras cosas que debemos hacer es estar INFORMADO correctamente, sin creer todo lo que leemos en las redes sociales, es importante tomar esa información de forma correcta, sin que alimente el miedo. Las redes sociales no son una fuente confiable.

Es importante que cuando leamos algo malo, evitemos pensar que ESO nos puede pasar a nosotros, es muy importante no absorber esa información como una amenaza directa a nuestra persona o nuestras familias, ya que en primer lugar nos genera miedo, y en segundo nos predispone y pudiésemos estar llamándolo a nuestra vida. Si no has logrado tomar el control de tus pensamientos (lo cual es parte de todo un proceso de transformación), tu mente simplemente absorbe todo y genera situaciones de temor, incertidumbre, es parte de su función, pero una mente no controlada nos domina generando hipótesis que nos alteran. Recordemos que lo que se queda en nuestro subconsciente, nos programa, para bien y para mal, la mente no distingue, por eso cuidemos lo que guardamos ahí.


“Somos lo que leemos, nos convertimos en lo que expresamos, y al final siempre seremos el resultado de aquello en lo que creamos más.”
                                                                          J.C.P.


Cortisol. La hormona del Estrés 

Cuando a un paciente le van a realizar un trasplante de órganos, los cirujanos le inyectan una hormona llamada Cortisol, a fin de que su sistema inmunológico disminuya y su cuerpo pueda “aceptar” esa parte del cuerpo extraño que le esta siendo implantada.
Pues bien, esta hormona, también es conocida como la hormona del Estrés, ya que el cuerpo la genera automáticamente cuando esta sufriendo de algún tipo de situación “peligrosa”, con el propósito de que toda la energía del cuerpo, se vaya al estado de alerta para "luchar o huir". Entonces tanto nuestro sistema inmunológico como nuestro sistema de crecimiento (recordemos que todos los días mueren y se reponen células en nuestro cuerpo) se "apagan"


Ahora bien, algo sumamente importante es que cuando no tenemos el control de nuestros procesos mentales, nuestra biología responde a la interpretación de nuestros pensamientos, sentimientos o emociones negativas, porque el cerebro las interpreta como “realidad”. Esto es muy significativo, puesto que si mantenemos el estrés generado por el COVID-19, la Cuarentena, la incertidumbre de lo que sucederá, el miedo a ser contagiados, etc. nuestro sistema inmunológico baja las defensas considerablemente, provocando entonces que seamos más susceptibles al contagio, o incluso a cualquier otra enfermedad, incluso según estudios científicos de Epigenética, el cuerpo podría modificar ciertos genes y todo basado en el MIEDO y ESTRES de situaciones hipotéticas.

ANTICIPATE

La única forma de vencer a este virus, es dejar de tenerle miedo. No va a desaparecer, estará con nosotros un largo tiempo, por lo que tendremos que aprender a vivir con él. Dejemos de tenerle miedo porque eso lo hace más fuerte, domina nuestra existencia al mismo tiempo que la amenaza. 

Nuestro cuerpo es la obra maestra del Creador, confiemos en él, nuestro cuerpo tiene que desarrollar por si solo las defensas inmunológicas necesarias, con independencia de que se encuentre la vacuna. Como ya vimos, necesitamos dominar el estrés para que nuestro sistema de defensa funcione al 100%.

Cuando en tiempos normales, hubiéramos tenido la opción de “hacer o no”, algo para mejorar nuestra forma de vida, hoy la vida nos obliga a ponernos al día, a prepararnos para la batalla, tenemos que anticiparnos, comenzar a ver qué es lo que necesitamos hacer para sobrevivir a esta situación. Si te quedas esperando a que Dios arregle todo, a que el Gobierno haga algo o que todo sea como antes por arte de magia, te quedarás esperando. Es tiempo de tener una estrategia para todo esto. Comenzando con nuestro estado espiritual, mental y físico, nuestra economía y nuestro futuro dentro de las condiciones que se presentan.

Estrategias

               “Vive en el Gozo, en Paz, aún entre los preocupados”                                  
                                                                                 Buda

Existen culturas y filosofias milenarias que le han dado un lugar esencial y vital al estado espiritual de las personas, como el núcleo divino del que deriva todo, por encima de sus habilidades, conocimientos, dones, poder político o económico. Desde Aristoteles, Buda, Confucio, Jesús de Nazaret, hasta nuestros días, en que se esta reviviendo y tomando importancia de nuevo el alimentar nuestro espíritu todos los días, mantener la fe, amar incluso a quien nos odia, la empatía, la compasión, la gratitud, el perdón; todo esto está cobrando vitalidad hoy como un despertar de consciencia. 

La cultura occidental nos ha enseñado a olvidarnos de lo importante, a centrar la felicidad en algo externo, en "tener" más que en "ser", sin embargo hoy se están reivindicando las disciplinas que centran de nuevo al Ser Humano en su interior, ejemplo de ello es que  importantes Universidades del mundo, están estudiando "LA FELICIDAD" como una Ciencia (Ej. Grater Good Science Center de la Universidad de California, Berkeley hasta el Instituto de la Felicidad, del Tec Milenio, entre muchísimas otras). Como eje central coincidente entre esas diferentes disciplinas, establecen como parámetros para “Estar o Vivir Bien”, entre otras, los siguientes:


1. TENER SENTIMIENTOS, EMOCIONES Y PENSAMIENTOS prioritariamente POSITIVOS, de nosotros y nuestro entorno.
2. MODIFICAR NUESTRA ALIMENTACIÓN y HACER EJERCICIO. Cualquier modificación es buena encaminada a lo natural. Y mantener nuestro cuerpo en movimiento es básico.
3. CONECTARSE. Sobre todo con nosotros mismos y con nuestro entorno, con todo ser vivo, no solo con los seres queridos. La meditación es de enorme ayuda para tomar el CONTROL.
4. ROMPER CADENAS destructivas, desde hábitos, costumbres y propósitos equivocados.
5. METAS CON PROPOSITO y significado, y ponerlas en acción, para lo cual es importante establecerlas y tenerlas claras. Evaluar el avance continuo. 

 
En este camino de re-descubrirse, re-organizarse, re-programarse, es importante hacerlo de forma correcta, pero sobre todo decidida. Busca ayuda, lee al respecto, hay muchas formas, pero ponte en Acción. Investigadores como Bruce Lipton, Kira Newman o Sonya Lyubormirksy, han demostrado que las personas “Felices” no solo viven mejor, sino que viven en promedio de 5 a 7 años MAS¡¡¡.              

                                                                                   JCP 5/20